Cataluña

Puigcerdá – Un día disfrutando de la nieve

barcelonaemociona_puigcerda_hc_7815

Después de un largo tiempo ausente de las actividades del blog, estoy de vuelta con ánimos renovados y a tiempo para desear a todos un ¡Feliz 2017!

En este primer post del año, aprovechando la ola de frío, nos acercamos a Puigcerdá, uno de los hermosos pueblos ubicados en la provincia de Gerona, Comarca de Cerdaña. La ciudad es parte de uno de los pasos transfronterizos de la Baja Cerdaña (Puigcerdá/Bourg-Madame) entre España y Francia. Os cuento nuestro breve recorrido por esta ciudad, a tan sólo 3 horas de Barcelona, donde la nieve fue la protagonista.

Vistas de la Plaza de la Judería y alrededores
Vistas de la Plaza de la Judería y alrededores

De camino a Puigcerdá

Como no nos apetecía conducir, elegimos la comodidad de un viaje en tren. Tomamos la línea R3 de Rodalies Catalunya (L´Hospitalet de Llobregat – Puigcerdá – por Vic) con salida desde Estación de Sants. Aquí os dejo el enlace con el plano completo de los horarios y días.

El precio por persona y trayecto es de 12€ y los billetes se adquieren, también, en las máquinas dentro de la estación.
También se puede ir en autobuses desde Barcelona.

Una vuelta por la ciudad

Mapa en mano y con cuidado para no resbalar sobre el hielo, empezamos nuestros pasos por el pueblo. Primero, tomamos la calle Pendís, subiendo por un tramo de escaleras, con destino a la Plaza del Ayuntamiento. Pero antes, nos detuvimos en el camino con los vestigios de la historia de la ciudad. Un antiguo lavadero cubierto por una bóveda de piedra y una piedra triangular cercana a la zona de transbordo de los ascensores panorámicos.

En la Plaza del Ayuntamiento, también conocida como la Placeta de les Monges, las vistas son preciosas. El edificio del Ayuntamiento o Casa Consular, fue reconstruido por el arquitecto Josep M.Ros Vila, preservando algún que otro aspecto del antiguo edificio, quemado en 1938. No hemos visitado su interior ni tampoco la sala cubierta con bóveda en forma de libro, denominada “Ojo de Basilisco”, situada bajo la plaza. Aun en la plaza, resalta la escultura de Xavier Medina-Campeny-1993;monumento al caballo hispano-bretón, oficialmente denominada Caballo Pirinenc Català, una homenaje a esta raza.

En el centro está la Plaza de Santa Maria, donde se encuentra el campanario de la antigua iglesia parroquial con el mismo nombre y uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad.

Torre del Campanario de Santa maría
Torre del Campanario de Santa maría

En la base se encuentra la Oficina de Turismo de Puigcerdá, donde fuimos muy bien recibidos e informados sobre la visita a la torre.

Inicialmente, subimos por unas escaleras muy estrechas de piedras hasta el primer piso, después seguimos por una escalera más moderna de metal hasta la cima. Desde los 35m de altura de la azotea de la torre las vistas son espectaculares, no tan sólo del pueblo sino de toda la Cerdaña.

Puigcerdà desde la Torre del Campanario de Santa María
Puigcerdà desde la Torre del Campanario de Santa María

Y, a pesar del viento y del frío, el día no podía haber sido más colorido y fotogénico. ¡Magnifico! Merece la pena.

Os adelanto el precio de la visita a la torre que es de 1,50€ para adultos y es gratuito para los niños hasta 12 años.

Seguimos callejeando por el centro, cruzamos la plaza de la Judería, pasando por la Plaza de Barcelona, donde se encuentra la entrada del Teatro del Casino Ceretano y la plaza Cabrinetty o Plaza Mayor, famosa por haber acogido en alguna de sus casas importantes personalidades, entre ellas, el arquitecto Antoni Gaudí.

Y tras tanto caminar arriba y abajo, frío y nieve, había que reponer energías. Entre las muchas ofertas gastronómicas de la ciudad, decidimos saborear la típica cocina de la Cerdaña en el Restaurante L’Allau. El local es muy cuco y de excelente trato personal. La comida buena y sus postres exquisitos y bien elaborados. ¡Volveremos!

Y antes de volver a casa, el último punto imprescindible a conocer de esta simpática ciudad y uno de los grandes atractivos: el estanque de Puigcerdá, un lago artificial con una curiosa forma hexagonal. Si en invierno la imagen del lago casi congelado, el Parque Schierbeck y su entorno son preciosos, sólo podemos imaginar lo hermoso que será todo cuando estos jardines estén en flor.

Estuvimos un buen rato caminando por el parque, disfrutando del paisaje y jugando en la nieve con nuestra mascota. Fue su primer contacto con la nieve y nos hizo mucha gracia ver cómo brincaba hundiéndose en ella y volviendo aparecer de un salto con la vivacidad de un yorkie.

Vistas del lago de Puigcerdá
Vistas del lago de Puigcerdá

Aún hay mucho que ver y conocer en Puigcerdá, y lo cierto es que volveremos con más tiempo para descubrir sus encantos.

¡Hasta el próximo post!

1 thought on “Puigcerdá – Un día disfrutando de la nieve”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s