Basílica de Santa Maria del Mar – La joya de Barcelona

Durante los festejos de la Fiesta de la Mercè un grupo de amigas y de lector@s del blog me invitaron a una visita a la Basílica de Santa Maria del Mar. El punto de encuentro del grupo fue en la Plaza del Ángel. Desde allí cruzamos la Via Layetana hacia a la Calle Princesa, pasando por la Calle del Comercio hasta llegar a la Xocolateria Oriol en la Calle Fusina,5. Estuvimos allí reunidos para la presentación de nuevos participantes del grupo mientras disfrutábamos del clásico chocolate con churros, una de las delicias de ésta casa. ¡Irresistibles!

Bueno, ansiosas por conocer esta magnífica joya de Barcelona, nos dejamos llevar de la mano de la guía por toda la iglesia hasta la azotea. Aquí os dejo un breve resumen basada en la visita guiada.

Un poco de historia

Ubicada en el actual Barrio de “La Ribera”,más conocido por El Born, famoso por sus tiendas, bares de tapas y buen ambiente. Este suburbio también se llamó Villanova de la Mar, se supone que debido a su proximidad con el mar, ya que el edificio de la Llotja fue edificado sobre un banco de arena.
Según estudios e investigaciones, es posible que bajo de ésta imponente iglesia haya un anfiteatro romano. Hay constancia de una necrópolis.

La construcción de este nuevo templo al estilo gótico catalán, tuvo inicio en 1329 por los arquitectos Bereguer de Montagut y Ramon Despuig, según reza en las lápidas en las puertas de Basílica. Su construcción fue posible debido al aporte financiero de los nobles y ricos mercaderes de la época, permisos y otros tipos de intervenciones. Y, sobre todo, de la fuerza física de los “Bastaixos” (obreros y los mozos de cuerda) para transportar las piedras desde la Montaña de Montjüic. También, fue una forma en que la gente pudo demostrar su devoción sustituyendo a la antigua Parroquia de las Arenas y de agradecer el crecimiento del barrio.

Un vistazo por el interior

Me impresionaron mucho las enormes columnas octogonales, los detalles de los capiteles y las claves de la bóveda. El gran rosetón (obra de los escultores y arquitectos catalanes Pere Joan y Andreu Escuder). Destacan las composiciones pictóricas que combinan los coloridos de sus vitrales. En concreto un vitral especialmente curioso; el vitral donde se encuentra un pequeño escudo del Barça. Un gran regalo a los ojos de los aficionados. Igual de interesante es el vitral alegorías de los Juegos Olímpicos de 1992. La escultura de la Madre de Dios decora el altar mayor y en la cripta, “desde el 2000 se guarda la memoria de Sant Cugat del Rec”.

Barcelona desde la azotea

Terminada la primera parte de la visita al interior de la iglesia, subimos a su tejado a través de la escalera de caracol de una de las dos torres de la Basílica. Para ser más precisos, la que está ubicada entre las Capillas de Santa Marta y la Capilla de la Virgen del Rosario. Merece la pena recordar que no hay ascensor, así pues, peldaño a peldaño, con un poco de paciencia se llega a la cima.

Y en la azotea, el gran campanario litúrgico, compuesto de cinco campanas que fueron nombradas en este orden de: campana L’Andrea, La Maria Salvatella, La Conventual (Quaresma), L’Assumpta y La Vedada. Desde el punto que nos hallábamos se aprecian las curiosas y simpáticas terrazas de los edificios de alrededor de la Basílica, y a lo lejos el Tibidabo, la Sagrada Familia, la Torre Agbar, la dorada cuadriga del Parque de la Ciudadela entre muchos edificios emblemáticos y conocidos por el Paseo Marítimo como; la Torre Maffre, Hotel Arts y Gas Natural.

Me encantó reencontrar el grupo en esta visita cultural. Seguro que aun hay mucho que ver y contemplar. Creo que me haría falta una segunda visita y fotografiar tanta belleza de ésta monumental construcción gótica catalana. Es casi imposible describir tantos detalles históricos la iglesia que protagoniza la novela de Ildefonso Falcones, La Catedral del Mar -2006, (ya en mi lista de lectura). Así pues, puede que yo tenga que añadir alguna información por aquí dentro de un tiempo. Quizás, mejor dejarse sorprender como a mí. 😉

Datos de interés:

La entrada es gratuita. Ver horários aquí.
Las visitas guiadas tienen precios de:
Basílica, cripta y cantorías – de 13h a 17h) 5€
Basílica (cripta y cantorías) torres y azoteas – a cada hora – 8€

 

 

8 pensamientos en “Basílica de Santa Maria del Mar – La joya de Barcelona

  1. Hermoso lugar!!! Nosotros fuimos hace unos añitos y después de leer el libro (excelente por cierto) me di cuenta que no la había apreciado como era debido, seguro es de los sitios que siempre tendrá un secreto mas por descubrir.
    Felicidades por tu Post que me ha traído hermosos recuerdos de la Catedral del Mar.
    Saludos ODV y RCL

    Le gusta a 1 persona

  2. Sin duda, mi monumento favorito en la Ciudad Condal. Me has recordado las visitas que hacía cada dos por tres cuando, durante una época, visité Barcelona asiduamente por motivos profesionales. La tenía cerca del hotel y cada poco me escapaba a este maravilloso rincón.

    Gracias

    Cristina de Ida y Vuelta.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s